gallery/aravicos1
gallery/historico1

Fue en Mayo de 1982 cuando hicieron su debut. Sueños, ideas y metas alimentaban sus corazones juveniles: Marlon Montalvo, Ulpiano García, Jorge Padilla, Ernesto Guerra, Wilson Haro y Carlos Echeverría de la Torre, son quienes darían inicio a esta parte de la historia en la música de nuestro cantón. El programa debut fue un homenaje  que el colegio Luis Ulpiano de la Torre rendía a las madres, lo hicieron con instrumentos prestados. Fue una noche de sentimientos cruzados: por un lado el debutar en un programa símbolo de su colegio y por otro, los nervios de cumplir las expectativas de un público exigente.

Al final la presentación resultó un éxito. Estaban felices. Su objetivo se cumplía y el grupo se consolidaba.

En adelante los ensayos fueron tomados con mucha responsabilidad a pesar de las complicaciones el que representaba el que casi todos los integrantes cursaban el sexto curso y debían destinar tiempo a sus estudios. Sin embargo, su anhelo de recrear la música latinoamericana pudo más frente a cada obstáculo.

gallery/foto portada

Los Aravicos historia musical cotacacheña.

El trabajo se vio reflejado en la designación como representantes de su colegio en distintos festivales y concursos intercolegiales de Imbabura y Pichincha. Ganaron el “Primer Puesto” en el festival de Música Folclórica en Ibarra. Participaron en el festival de la mitad del mundo y otros escenarios que ayudaron a posicionar su propuesta musical. De allí en adelante, sus actividades se encaminaron al obtener fondos para adquirir sus propios instrumentos; como aquella vez en la que fueron a dar serenatas en la ciudad de Quito y corrieron con la mala suerte de experimentar “la vuelta del músico” (buscar la manera de volver a casa. Después de haber sido abandonados en la ciudad con tan solo algunos sucres en sus bolsillos). Trabajaron en lo que se conocía como “música para el turismo” en los restaurantes de Yahuarcocha, Chorlaví, Cuicocha, San Pablo, hasta afincarse por varios años en “El Mesón de la Flores”, en Cotacachi. Hubo un largo camino para poder saberse dueños de sus instrumentos, sin embargo, el resultado fue grato.

gallery/aravicos en el teatro prometeo de quito

Presentaciones en distintos escenarios permitieron que el grupo conozca gente vinculada al ambiente artístico, lo que les llevó a grabar varios LP, programas de TV, radio, entrevistas para prensa escrita (periódicos y revistas) y realizar presentaciones dentro y fuera del país. Así, llegaron a formar parte de las caravanas culturales del Banco Central del Ecuador, Emelnorte, Consejo Provincial de Imbabura y Municipio de Cotacachi; siendo esto la plataforma para recorrer el país entero, viajar por Colombia y Estados Unidos. El nivel alcanzado en su propuesta musical los llevó incluso a ser solicitados para grabar los Himnos de los Campeonatos Sudamericanos de Fútbol y Básquet, realizados en Imbabura.

Una treintena de músicos – semilla fértil del Luis Ulpiano – han integrado este afamado grupo (Intentar nombrar a todos sería un verdadero reto) y para poder mantener su objetivo inicial de unidad y crecimiento sólido, ha predominado en ellos un axioma propio. “Un Aravico siempre será un Aravico, aunque ya no esté en el grupo. Reconociendo los aportes desinteresados y sin egoísmo que muchos de ellos dejaron, para demostrar al fiel público que la esencia de Los Aravicos sembrada por esos seis primeros Quijotes de Euterpe, sigue en pie.

En los 33 años de existencia de los Aravicos, tiempo destinado a la creación y composición musical; a la innovación y propuesta, buscando dejar huella; se ha labrado en tierra fértil y esto generó grandes satisfacciones musicales pero también momentos de tristeza, sobre todo cuando varios integrantes tuvieron ausentarse por motivos profesionales y por radicarse en otros países.

gallery/gathering of nations - usa

El culmen de su trayectoria pasó a las hábiles manos y voces de: Marco Saltos, Ernesto Guerra, Whitman Muñoz, Rothman Terán, Eduardo Reyes, Fernando y Carlos Echeverría de la Torre. Músicos que fortalecieron el alto nivel alcanzado por el grupo llevándoles a compartir escenarios con íconos de la música Latinoamericana como: Piero, Ernesto Cavour, Altiplano, Facundo Cabral y Tito Fernández. Con estos últimos, sobre todo, intercambiando experiencias personales. Así como también ser invitados frecuentes a las “peñas” de bohemia y recitales en teatros importantes del país con su propuesta coral de temas populares con arreglos inéditos. Su trabajo se enrumbó además a la gestión cultural, con la creación del Festival Musical “La juventud canta a la paz”, espacio para el mensaje de paz y solidaridad.

Durante esta época reciben la Presea “Segundo Luis Moreno” entregada por el Municipio de Cotacachi en reconocimiento a su notable trayectoria

Otra etapa significativa de Los Aravicos, surge con la salida de varios de los fundadores que por motivos eminentemente laborales y distancia, dejan el grupo; y siguiendo la misma línea se integran a Marco Saltos y a Whitman Muñoz, una nueva pléyade de músicos y amigos como son: Edison Meneses, Ramiro Muñoz, Rubén Terán, Joffre Terán, Marcelo y Mellington Saltos, Gustavo Andrade, Mario Montalvo, Alejandro Proaño, Pablo Acosta, Gandhy Rubio, Jorge González, Raúl y Lily Zambrano, Clímaco Vaca Jr., Israel Muñoz, Byron Gómez, José Reinoso, Ronny Haro y nuestro incondicional compañero Javier Arellano, integrantes que pusieron muy en alto el nombre de Aravicos, demostrando en cada presentación calidad musical y sobretodo humana. Sus éxitos, experiencias y anécdotas han contribuido con el quehacer cultural del cantón convirtiéndose en parte de la memoria de los cotacacheños.

gallery/integrantes de los aravicos _opt

Detrás de ese nombre siempre habrá personas a las que destacar por su aporte incondicional: sus familiares, respaldo permanente en la construcción de sus sueños; el Prof. Gustavo Báez, el Sr. Hugo Córdova, el Ing. Edmundo Carrión, el Sr. Gonzalo Recalde, el Sr. Guido Ruiz y aquellos caompañeros de la música que “acolitaron” sus propuestas.

Estos fueron, son y serán Los Aravicos: generosidad en el tiempo, frescura en su propuesta; disfrute armónico, melódico y rítmico de sanjuanitos, pasillos, albazos, pasacalles, zambas, taquiraris, boleros, valses o candombes. Recuerdos que se niegan a desaparecer de los rincones de Cotacachi, de los teatros de nuestra provincia, de los bastidores de las tres regiones de nuestro Ecuador. Recuerdos que además persisten en la memoria del público anglosajón, donde todavía resuena nuestro “Aires de mi tierra” o “Tú y tu indiferencia”, en los escenarios de Gathering of nations, en Atlanta, Georgia, USA.

Quedan para siempre los casettes, LPs, CDs, recortes de prensa y las grabaciones de vídeo para enunciar que Los Aravicos están en memoria musical de nuestra provincia. Y no descartamos una pronta sorpresa de estos recordados músicos de nuestra querida capital musical del norte ecuatoriano.

Recuperado de la revista shimi, nuestra voz construye. Quinta edisión. Municipio de Cotacachi. Administración 2014 - 2019

Alcalde: Msc. Jomar Cevallos Moreno

Fundadores - Año 1981

Marlo Montalvo, CArlos Echeverría, Wilson Haro, Ulpiano García, Jorge Padilla y Ernesto Guerra

Otra época - Año 1981

gallery/recuerdos4
gallery/primeros1

Carlos Echeverría, Marlo Montalvo, Ulpiano García, Pablo Acosta y Wilson Haro